22 dic. 2012

...FIN.



¡Es triste ponerle punto final a capítulos de tu vida, pero si no lo haces es imposible redactar más historias!




Definitivamente, cuando los mayas hablaban de un final el 21 de diciembre; hablaban de mi final, tal vez este final tan sólo sea el de un capítulo de la historia de mi vida; no estoy triste ni tampoco nostálgica, es un sentimiento que ha venido conviviendo conmigo durante estos últimos 3 meses, se llama soledad; y ahora si lo puedo decir aunque no lo quería reconocer, trate de dar lo mejor de mi; era como un naufrago tratando de encontrar tierra, sabia que no esta bien nada, pues no podía ser todo miel sobre ojuelas, creo que ahora si es el final de esto, ¿por qué probar y probar con algo que no funciono una vez?; es como forzar un zapato que no es de tu talla, te entra pero te hace herida; definitivamente así estaré más tranquila, contemplada en mis ideales sin preocupaciones, ¿y si viene alguien?, pues esperaré a conocerlo bien ¿y si es impredecible? pues bye bye; ya no quiero que hagan lo impredecible posible, ahora será todo sin forzar las cosas.

Como al inicio de todo, a esperar lentamente sin dolor, sin esa sensación de que aunque estando con alguien no te sientas como si lo fuera sino todo lo contrario; ahora si la soledad esta realmente sola, así debió ser desde el inicio de aquella primavera donde intente mezclar el frío de tu corazón con el calor de mi alma enamorada; aquí termina todo; es mejor para ti, es mejor para mi, al menos ahora se hizo algo pensando en los dos. Cuando lo impredecible se vuelve posible te enamora, pero cuando lo posible se vuelve impredecible te decepcionas, no todo lo bueno es bueno, ni todo lo malo es completamente malo; así estamos mejor.

Cuando te acostumbras a lo impredecible, al final ya nada te sorprende...




No hay comentarios:

Publicar un comentario